Observatorio para la Sustentabilidad del Ecosistema Acuícola de la X región

Gonzalo Gajardo
Laboratorio de Genética, Acuicultura & Biodiversidad
ggajardo@ulagos.cl
www.acuicultura-osea@ulagos.cl
Facebook: @acuiculturaOSEA

OSEA es un Observatorio financiado con recursos del Gobierno Regional de Los Lagos, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC 2014 (código BIP 30423060), con el objetivo de monitorear las perturbaciones del ecosistema acuicultor de la X Región y coordinar acciones con los grupos de interés, o stakeholders, para su explotación responsable y sustentable, que es la forma de asegurar la estabilidad, diversidad y funcionamiento del ecosistema en el largo plazo. Esta preocupación está en línea con acuerdos internacionales que consideran un imperativo ético, y a la vez práctico, conservar la biodiversidad y con ello la estabilidad de los ecosistemas para permitir opciones de desarrollo a las futuras generaciones. Si bien OSEA es un proyecto de dos años, en este breve período se busca avanzar en 4 objetivos (Fig. 1). Por una parte, integrar a los stakeholders mediante talleres participativos y de difusión para conocer sus preocupaciones, objetivos y sesgos respecto del uso compartido del ecosistema acuicultor; discutir la responsabilidad que les cabe en su conservación para eventualmente concordar acciones tendientes a adoptar una actitud sustentable. Específicamente, OSEA está trabajando con pescadores artesanales y empresarios mitilicultores de la zona del mar interior de Chiloé (8 localidades), grupos que comparten adicionalmente preocupación por la reducida captación de semillas de especies filtradoras como el chorito (Mytilus chilensis), la de mayor explotación luego del salmón, y la especie que OSEA usa como “testigo” para estudiar la relación entre calidad ambiental, sobrevivencia y asentamiento larval. Para los empresarios la captación de semillas es el cuello de botella que afecta la estabilidad de la industria y restringe su expansión, mientras que para los pescadores el bajo asentamiento se refleja en menor abundancia de especies claves para sus actividades extractivas, de explotación a pequeña escala y de conservación de la biodiversidad en áreas de manejo. Un segundo objetivo, es generar datos científicos pertinentes que permitan demostrar que las perturbaciones directas (acción antrópica) o indirectas (cambio climático) alteran la calidad del ecosistema acuicultor ejerciendo presiones selectivas diferenciales sobre el pool disponible de variantes genéticas y genotipos vinculados a genes de sobrevivencia y habilidad de las larvas para asentarse. La información producida por OSEA, junto a aquella generada por otras fuentes, está siendo procesada y será compartida para beneficio de todos los usuarios mediante una base de datos geo-referenciada que está asociada a la web del proyecto (objetivo 3: difusión y transferencia tecnológica). Actualmente se han visitado para colectar muestras (n= 2614) 8 localidades en 4 temporadas (otoño, invierno, primavera y verano de 2016). Finalmente (objetivo 4), la integración de las comunidades escolares a la realidad pesquero-acuícola local es relevante para OSEA puesto que los jóvenes junto con aportar al trabajo de terreno, o al procesamiento inicial de las muestras colectadas periódicamente en zonas aledañas a sus escuelas, aprenderán de explotación y manejo sustentable de recursos y de estabilidad ecosistémica y biodiversidad. Esto tiene relevancia pues ellos serán los stakeholders del futuro.

La pertinencia de un Observatorio regional

En Marzo de 2016 OSEA fue presentado oficialmente en Castro en un escenario que pareció premonitorio de la importancia de contar con un Observatorio que se preocupara del ecosistema acuicultor, pues había inquietud entre los numerosos asistentes por la muerte masiva de salmones asfixiados por un florecimiento de algas. Poco tiempo después se desató la crisis de la marea roja con las consecuencias ya conocidas. Expresamos en Castro un razonamiento simple que habíamos hecho público el 2003 para el caso del salmón (1): Si explotamos y perturbamos hasta el límite un ecosistema cuyos componentes, interacciones y funcionamiento desconocemos el sistema colapsará. La crisis del virus ISA pocos años después confirmó la preocupación. Si bien la marea roja es un problema de antigua data, la crisis del 2016 es relevante pues ejemplifica la complejidad del ecosistema y la impotencia de la ciencia para abordar la crisis con ciertos grados de certeza. Por ejemplo, se ha identificado una gran diversidad de algas nocivas, los factores ambientales que desencadenan su florecimiento, las especies filtradoras que concentran la tóxina con riesgo para la salud humana, pero la respuesta es siempre paliativa. El informe de Marea Roja solicitado por el gobierno a investigadores independientes señala en una de sus conclusiones “que las FAN (Floraciones Algales Nocivas) son un fenómeno complejo que responde a numerosos factores climáticos, hidrológicos y oceanográficos que interactúan con fenómenos biológicos a su vez complejos, y que actualmente no es posible predecir con certeza” (Informe Final Comisión Marea Roja, 2016: página 57).

Otras perturbaciones que alteran la diversidad y estabilidad del ecosistema acuicultor, y que están relacionadas a la intensidad del quehacer de cultivo en un área reducida, son las enfermedades virales, bacterianas y parasitarias que afectan de manera recurrente a la salmonicultura, la aparición de super-bacterias resistentes a múltiples antibióticos producto del uso indiscriminado de éstos y el uso de productos químicos para eliminar parásitos, sin éxito hasta ahora. Igualmente, la presencia de especies exóticas, las descargas sanitarias y la translocación de choritos y de otras especies, lo cual afecta su diversidad genética y por ello su potencial de respuesta a las perturbaciones.

OSEA, estrategia Regional de Innovación y acuerdos internacionales

Los objetivos de OSEA están en línea con la Estrategia Regional de Innovación (ERI) (2014-2019) orientada por una parte a “potenciar y maximizar las ventajas comparativas regionales para construir ventajas competitivas” y, por otra parte, “la diversificación productiva en base al saber hacer de los sectores productivos regionales y del potencial existente en la Región” (proyecto RIS-Los Lagos 2014). Adicionalmente, OSEA considera objetivos que están en la agenda de la Presidencia de la República, específicamente en el recientemente creado Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal (INDESPA) y de la Acuicultura de Pequeña Escala, con el objetivo de mejorar las capacidades del sector pesquero artesanal. Igualmente, el quehacer de OSEA está en línea con la Convención sobre Diversidad Biológica o biodiversidad (CBD, en Inglés) que Chile ha firmado, uno de cuyos objetivos estratégicos sugieren a los estados firmantes la protección de los ecosistemas por la sencilla razón de que la estabilidad de un ecosistema y de los servicios que proporciona son esenciales para el bienestar de la población.

Visión socio-ecológica de la sustentabilidad

El sector pesquero artesanal de la región representa un grupo relevante como lo demostró el así denominado “mayo chilote” en el apogeo de la crisis de la marea roja, y por ello OSEA ha caracterizado preliminarmente, por intermedio de un sociólogo, las dinámicas territoriales presentes en las organizaciones de 8 caletas respecto de sus áreas de manejo y los usos productivos de éstas y las actividades de pesca artesanal realizadas, mediante la descripción y análisis de sus situaciones socio-productivas, culturales, ambientales y organizativas. Todo ello puede servir de herramienta para generar sinergias en las formas de organización, promoviendo la articulación de la pesca artesanal y su componente acuicultura de pequeña escala, constituido en el archipiélago de Chiloé, sector que está ampliamente dominado por la mitilicultura y a menor escala por la extracción de recursos bentónicos como algas, otros moluscos, equinodermos y crustáceos. En la pesca artesanal existe además, una multiplicidad de actividades de apoyo u oficios relacionados a cada actividad central, las cuales no son consideradas parte del sistema que interactúa en la explotación, sino que son parte de otra forma o composición asociativa para estas actividades de apoyo u oficios litorales. Los talleres participativos (Fig. 3) realizados por el sociólogo Cristian Aguilar con dirigentes y la comunidad de pescadores demostraron que las trayectorias organizacionales observadas en el archipiélago de Chiloé son muy diversas, lo que significa que hay varias orgánicas con lógicas de funcionamiento distintas, pero que buscan de manera individual (familiar) o comunitario (agrupación territorial – familiar), el uso y explotación “racional” – “sustentable” del borde costero (ordenamiento territorial) y de los recursos marinos (explotación). Están igualmente conscientes de los conflictos ambientales y de normativa (Ley 18892, título IV de la pesca artesanal). Igualmente, hay escenarios disimiles, por un lado comunas que aún presentan dinámicas muy activas de pesca artesanal a nivel productivo, como las comunas de Quellón y Ancud y, por otro lado, un sector deprimido en el escenario productivo y que impacta directamente en las organizaciones como son las comunas de Castro, Chonchi, Quemchi, Curaco de Vélez, Quinchao y Queilen. La pesca artesanal, al menos los sindicatos entrevistados, reconoce su impacto ambiental y la necesidad de mejorar en este aspecto. Han modernizado e industrializado sus prácticas, sin embargo señalan que las áreas de manejo permanecen sin actividad, o con bajo nivel de explotación debido principalmente a los costos asociados a vigilancia, especialmente en sectores alejados.

Como conclusión de lo avanzado en esta área se puede señalar que hay multiplicidad de perturbaciones capaces de generar impactos negativos en el sector, las que se distribuyen en los diferentes niveles que componen el sistema socio-ecológico, estableciendo condiciones de vulnerabilidad para el sistema en general y, a su vez, se expresa fenómenos de adaptación o resiliencia desde los usuarios que integran el sistema.

Genética del paisaje acuicultor

El marco conceptual que condiciona el quehacer de OSEA se construye a partir de la idea de que el ecosistema acuicultor-mitilicultor está sometido a diferentes presiones ecológicas producto de la acción antrópica directa (incluyendo salmonicultura y mitilicultura, contaminación), o indirectas como el cambio climático. Tales perturbaciones fragmentan la calidad del hábitat para la especie testigo que es el chorito, afectando la distribución espacial y temporal de variantes genéticas asociadas a la sobrevivencia o capacidad de asentamiento de las larvas, que es uno de los principales cuellos de botella que enfrenta la industria mitilicultora para su estabilidad y potencial expansión. Este potencial mosaico de condiciones ambientales permite inferir la diferenciación local de poblaciones de choritos, siempre que no estén interconectadas (separadas geográficamente), como las consideradas en los muestreos realizados por el personal OSEA (Patricia Beristain y Diego Casas aparecen en la Fig. 4) en las localidades de Pullinque, Quemchi, Curaco de Velez, Quinchao, Quinched, Queilen, Yaldad (Fig.5). A partir de la preocupación por la inestable capacidad de asentamiento de las larvas de chorito, OSEA consideró la utilización de marcadores genéticos asociados con el asentamiento larval (gen codificante de la proteína adhesiva del pie) y con la sobrevivencia (gen TRAF6, asociado a la proteína del factor de necrosis tumoral, TNF) puesto que influyen en la capacidad inmunológica, para conocer las variantes totales existentes para estos genes y cuál es su distribución espacio-temporal. Este trabajo está siendo realizado por el bioquímico Mauricio Quiroz, Patricia Beristain, con la colaboración de Marco Yévenes. La Fig. 5 muestra la diversidad y frecuencia de variantes para el gen TRAF6 por localidad observándose que en todas: 1) hay aproximadamente 5-6 variantes estables aunque con distinta frecuencia dependiendo de la localidad; 2) hay una variante con mayor frecuencia (azul). La mayor o menor frecuencia de ciertas variantes en distintas localidades puede explicarse por presiones selectivas locales asumiendo, como se dijo, que las localidades están separadas geográficamente, lo que no es del todo cierto pues se sabe de la translocación de semillas para engorda. El análisis combinado de los datos obtenidos sobre distribución y abundancia de las variantes para ambos genes, más los datos geográficos y temporales (en marcha) debería arrojar un panorama más informativo.

Educación para la sustentabilidad

El equipo OSEA ha desarrollado actividades con estudiantes de Maullín y Chiloé (Patricia Beristain Y Ronald Hernández aparecen en la Fig. 6), orientadas inicialmente al conocimiento de mitílidos mediante una guía preparada por el personal OSEA (biología, morfología, hábitat, alimentación, crecimiento, importancia económica, entre otras). Los estudiantes mostraron gran interés por la morfología de los mitílidos, la identificación de la especie y preocupación por el fenómeno de marea roja que afectó la isla, en cuanto afecta una la mitilicultura que perciben de gran importancia para la economía de la isla, luego de la presentación de gráficos y de los análisis de estadísticas sectoriales regionales realizados.

Problemas y desafíos

1. Uno de los principales problemas enfrentado por el proyecto fue la crisis ambiental ocasionada por la marea roja en la Región de Los Lagos, pero particularmente en la Isla de Chiloé. El problema se manifestó en: i) postergar algunos muestreos (Otoño, Mayo 2016); ii) conflicto para convocar a los pescadores artesanales quienes se encuentran divididos luego de la solución acordada con el gobierno (bono).

2) Asistencia a talleres participativos y de difusión. Se han utilizado variadas estrategias para convocar con antelación la participación de los sindicatos de pescadores artesanales de Chiloé en los talleres comunitarios, con distintos resultados. Diferentes articuladores (Sociólogo, equipo OSEA, Consejeros Regionales) y estrategias (correos electrónicos y llamadas telefónicas a las directivas, colaboración de las oficinas de pesca municipales) han tenido éxito relativo.

3) Ha sido estimulante la cooperación de los empresarios mitilicultores quienes están siempre dispuestos a proporcionar muestras y compartir información. La asistencia el 2016 a una reunión convocada por el Instituto Tecnológico de la Mitilicultura (INTEMIT) fue una oportunidad para conocer de cerca las preocupaciones del sector y los avances científicos en las áreas de interés para INTEMIT.

4). Un desafío para el futuro es dar continuidad a este proyecto de 2 años, pues como se dijo los espacios de tiempo que requiere un observatorio de las características de OSEA, focalizado a obtener una visión espacio-temporal del ecosistema, son de más largo plazo.

Referencias

1. Gajardo, G & Laikre, L. 2003. Chilean Aquaculture Boom Is Based on Exotic Salmon Resources: a Conservation Paradox. Conservation Biology, 7: 1173–1174

OSEA invita a la comunidad chilota a su Primer Taller Informativo

Alcances y novedades del Proyecto Observatorio para la Sustentabilidad del Ecosistema Acuícola son las que se abordarán en esta jornada que espera a su vez recoger la visión de los habitantes.

El próximo 24 de marzo a las 10 horas se llevará a cabo en el Salón Alerce de la Hostería de Castro, el Primer Taller Informativo acerca de los avances del Proyecto Observatorio para la Sustentabilidad del Ecosistema Acuícola (OSEA) de la X Región. Esta actividad está dirigida a los habitantes de la zona, cuya participación es fundamental al tratarse de una iniciativa basada en el principio de acuicultura comunitaria.

Patrocinado por el Gobierno Regional de Los Lagos, por medio del Fondo de Innovación para la Comunidad, el proyecto involucra el monitoreo espacial y temporal del ecosistema, y tiene por objetivo contribuir a generar conciencia sobre la relevancia de contar con una acuicultura responsable y sustentable.

"En OSEA estamos concentrados en coordinar acciones de investigación, obtener y compartir información importante, desarrollar capacitaciones y promover una actitud de cuidado y prevención entre quienes compartimos un ecosistema", señaló Gonzalo Gajardo, Director de OSEA.

La invitación a esta jornada informativa y de participación se extiende a toda la comunidad chilota, pero quienes estén interesados deberán confirmar su asistencia escribiendo al correo electrónico laboratoriodegenetica@ulagos.cl o llamando al 64- 2333332.

PROYECTO FIC OSEA suma nuevos profesionales

A partir de octubre incorporamos nuevos integrantes a nuestras filas, se trata de Yenifer Álvarez, secretaria contable, Eduardo Llafquen y Diego Casas, estos últimos tesistas de la carrera de Biología Marina y técnicos acuicultores. Les damos la más cordial bienvenida y estamos seguros que serán un gran aporte para el cumplimiento de nuestros objetivos tanto en Osorno como en terreno.

Yenifer tomará bajo su responsabilidad la gestión administrativa y apoyará el control, análisis y gestión financiera, mientras Eduardo y Diego trabajarán directamente en el desarrollo del Proyecto FIC Osea.

La experiencia de Eduardo se centra en proyectos de repoblamiento y de cultivo de recursos acuáticos en los que ha trabajado directamente con pescadores artesanales. Es oriundo de Bahía Mansa, buzo profesional y práctica surf en la costa de Osorno.

En tanto, Diego ha participado en proyectos de acuicultura no tradicional tendientes al cultivo del Róbalo (Eleginops maclovinus) aglutinando conocimiento sobre aspectos de su cultivo, tales como el ciclo de vida de la especie.

Equipo de FIC OSEA completa con éxito segunda salida a terreno

Cubriendo diferentes localidades de Chiloé los integrantes del proyecto FIC OSEA llevaron cabo una segunda recolección de muestras de las especies objetivo, chorito (Mytilus sp) y picoroco (Austramegabalanus psittacus). Durante cinco días los profesionales del área acuícola Patricia Beristain y Ronald Hernández, el sociólogo Cristián Aguilar y el estudiante Marco Mansilla, colectaron más de 400 muestras de las especies objetivos para lo que emplearon un protocolo estandarizado que considera la extracción de un pequeño trozo de tejido que se preserva en etanol.

Paralelamente, apoyados por equipos especializados, los profesionales registraron en los sitios de colecta parámetros ambientales tales como: Temperatura, pH y concentración de oxígeno. Las muestras de cada ejemplar fueron trasladadas a dependencias del Laboratorio de Genética, Acuicultura & Biodiversidad para la extracción del ADN y posterior análisis molecular. “Estos registros ambientales y moleculares estarán disponibles para la comunidad regional a través de un mapa georreferenciado de libre acceso”, aseguró Patricia Beristain.

En el marco de esta salida a terreno se realizó un taller en el Salón Municipal de Quellón con la presencia de siete organizaciones de la pesca artesanal. La actividad se centró en fortalecer sus capacidades organizacionales, ayudarlos a identificar problemas relacionados con la sustentabilidad acuícola y a desarrollar estrategias para superar las perturbaciones de los ecosistemas a nivel local.

A través de la construcción de un árbol de problemas las organizaciones convocadas identificaron una multiplicidad de perturbaciones capaces de generar impactos que se distribuyen en los diferentes niveles que componen el sistema socio-ecológico, estas representan condiciones de vulnerabilidad para el sistema en general y, a su vez, fenómenos de adaptación o resiliencia de los usuarios que lo integran.

Dentro de este complejo sistema las organizaciones locales de pescadores artesanales juegan un rol principal, como agentes activos del desarrollo de sus territorios con capacidad para implementar estrategias adaptativas que les ayuden a mantener sus condiciones de vida reconociendo la amplia diversidad ambiental, sus capacidades auto-organizativas y sus formas de conocimiento.

Proyecto FIC OSEA presenta sus avances ante consejeros regionales

En la Casa de la Cultura de Calbuco e invitado por el Consejo Regional el Dr. Gonzalo Gajardo, director del proyecto FIC OSEA, presentó, el pasado 5 de agosto, durante la sesión de la Comisión de Innovación y Competitividad, los avances y dificultades que ha debido enfrentar el equipo de trabajo del proyecto, particularmente luego de los eventos asociados a la crisis medioambiental que afectó a Chiloé.

Los Consejeros Regionales Manuel Rivera, Harry Jürgensen, Valentina Álvarez, Jaime Millán, Pedro Soto, Fernando Hernández y el representante del FIC Mauricio Figueroa, mostraron particular interés en la presentación del Dr. Gajardo, la que incluyó un completo panorama de las actividades realizadas y los objetivos específicos que se han cumplido a la fecha.

Durante la actividad, los Consejeros coincidieron en la pertinencia del proyecto y la importancia de la iniciativa en la Región de Los Lagos, particularmente en la zona de Chiloé y Maullín, polos del desarrollo acuícola y de la pesca artesanal de la Región.

Alumnos de escuela de Maullín participan en taller sobre Mitílidos organizado por OSEA

Más de 40 estudiantes de séptimo básico de la Escuela José Abelardo Núñez de Maullín, participaron del taller ““Mitílidos Sur del Mundo”, organizado por el Observatorio para la sustentabilidad del ecosistema acuícola de la X región, (OSEA), del Laboratorio de Genética, Acuicultura & Biodiversidad de la Universidad de Los Lagos.
El eje principal del estudio se centró en Mytilus chilensis (chorito), una de las especies utilizadas como “testigo” del ecosistema en el proyecto OSEA, abordando temáticas tales como: Biología, morfología, hábitat, alimentación, crecimiento y la importancia de este recurso para la Región de Los Lagos. Utilizando equipos especializados como microscopios y lupas con cámara incluida, los estudiantes pudieron reconocer algunas características que permiten diferenciar las especies más representativas de mitílidos chilenos.
Los profesionales de OSEA trabajaron directamente con los alumnos a los que se les entregó una manual teórico – práctico, confeccionado especialmente para estos fines, todo en la búsqueda de cimentar las bases para que esta generación adquiera conocimiento de los recursos explotados y una cultura de manejo sustentable de recursos en un ecosistema compartido por múltiples usuarios.
“Los estudiantes de hoy se enfrentarán mañana a los desafíos y decisiones que demanda la sustentabilidad de los ecosistemas productivos y deben estar preparados para ello”, afirmó Gonzalo Gajardo, Director de OSEA.

Lanzan observatorio para la sustentabilidad acuícola

Proyecto busca monitorear la estabilidad, biodiversidad y productividad del mar insular.

Fuente: LA ESTRELLA

La Universidad de Los Lagos y el Gobierno Regional de Los Lagos a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), lanzaron en Castro el Observatorio para la Sustentabilidad del Ecosistema Acuícola (OSEA) que por dos años se desarrollará en los mares de la provincia de Chiloé.
El proyecto está basado en el principio de acuicultura comunitaria que considera el trabajo colaborativo entre pescadores artesanales, empresarios, educadores y académicos para monitorear y mantener la estabilidad, biodiversidad y productividad de la acuicultura.
"Vamos a generar una base de datos que sea de interés para todos los usuarios del ecosistema acuícola -como son pescadores artesanales, mitilicultores y otros- que tiene por objetivo proteger el medio ambiente", explicó el director de la iniciativa, Gonzalo Gajardo.
La fuente añadió que "hoy estamos con una crisis en el salmón y es muy pertinente el proyecto justamente en estos momentos porque se trata de tener diferentes estaciones de muestreo donde monitorear especies que nos van a dar una aproximación a la calidad del medio ambiente en esta zona".

ZONAS

El área geográfica del proyecto es la zona de Chiloé y Maullín y se contemplan como sitios de muestreos Pullinque en Ancud, Quemchi, Putemún en Castro, Curaco de Vélez, Quinchao, Chonchi, Queilen, Yaldad en Quellón y Maullín fuera de la provincia.
El profesional explicó igualmente que a través de OSEA se busca integrar a los grupos de interés que comparten el uso del ecosistema acuicultor, para conocer sus problemas y plantear participativamente estrategias responsables y sustentables.
A ello se sumará también la posibilidad de generar datos científicos sobre la diversidad genética adoptativa en nueve localidades e integrar a la comunidad escolar a la realidad pesquero-acuícola regional para que adquiera una cultura de explotación y manejo sustentable de recursos en un ecosistema compartido.
"El proyecto tiene una pertinencia adicional al tema de conservar el ecosistema que es de acuicultura comunitaria, vale decir no venimos como universidad a sacar datos y beneficiarnos de ello, sino lo que queremos hacer es el proyecto con la gente", concluyó Gajardo.

OSEA en línea con los compromisos internacionales de conservación de los océanos

Cumplir con acuerdos internacionales firmados por Chile como la Convención de Diversidad Biológica o de Biodiversidad (CBD, por sus siglas en inglés) y el artículo 9.4 de la FAO (Organización de las Naciones Unidos para la Alimentación y la Agricultura) forman parte del proyecto OSEA (Observatorio para la Sustentabilidad del Ecosistema Acuícola) que el laboratorio de Genética, Acuicultura & Biodiversidad de la Universidad de los Lagos lanzó recientemente.
Entre los postulados de la CBD están: Manejar Sustentablemente las áreas bajo acuicultura, prevenir la erosión genética que afecta la persistencia o resiliencia de las especies, salvaguardar ecosistemas que contribuyen a la salud, sustento y fuente para la erradicación de la pobreza e involucrar a los grupos de interés, incluyendo mujeres y comunidades locales en la toma de decisiones de manera participativa e informada.
En tanto el artículo 9.4 de la FAO apunta a: Promover el desarrollo acuicultor con prácticas y actitudes responsables de manera participativa, promover la asociación entre grupos de interés o stakeholders, interactuar en actividades de investigación con el objetivo de desarrollar métodos sustentables de cultivo, capacitar recursos humanos a nivel local, transferir tecnologías apropiadas para modernizar la producción local y manejar y monitorear el ecosistema para beneficio de todos los usuarios.
Todos estos puntos son abordados por OSEA, un poyecto diseñado para promover la acuicultura sustentable entre los Pescadores Artesanales, Empresarios Mitilicultores y las Escuelas locales de la X Región.